Inciio > Series > Black Mirror > Arkangel (Comisión 15) > Black Mirror | Temporada 4 | Episodio 2
Black Mirror | Temporada 4 | Episodio 2

Arkangel (Comisión 15)

Ilustración:
M. C. Escher
Dragón” (1952)
Técnica: Xilografía.
Dimensiones: 32 x 24 cm.

El grabado representa un dragón hecho de papel plegado y encaramado en una pila de cristales. Está concebido a la manera de un origami, con dos ranuras por las que asoman la cola y la cabeza. Al respecto escribió Escher: "este dragón es una bestia obstinada, y a pesar de sus dos dimensiones, persiste en suponer que tiene tres". La cabeza mordiendo la cola es a su vez un tema clásico de la mitología. En su obra clásica Gödel, Escher, Bach, Douglas Hofstadter interpreta la mordida de la cola del dragón como una imagen de autorreferencia, y de la incapacidad para "saltar fuera del sistema ". En la versión nórdica del mito, la serpiente creció tanto que llegó a rodear el mundo y terminó apresando su propia cola con los dientes. Así, el anhelo por abarcarlo todo, desafiando las fuerzas de la naturaleza, temibles y monstruosas, finalmente conduce hacia la debilidad y la culpa.

Análogamente, el personaje de Arkangel aspira a controlarlo todo, para encontrarse al final del recorrido en una versión ominosa del punto de partida.

Texto: Juan Jorge Michel Fariña

¿Existe una mirada del otro lado del espejo negro? “Opacidad” podría ser un subtítulo adecuado para este episodio, que se inicia con una mujer en un quirófano dando a luz por cesárea. La demora de los médicos en presentarle a su bebé da lugar a sus gritos desesperados: ¡quiero verla! ¡Quiero verla! En la entrada situacional pareciera tratarse de la razonable preocupación de una madre por un parto exitoso, por el nacimiento de un niño saludable. Pero el grito anticipa algo bien diferente.

Se nos irá revelando entonces una madre que recurre a las nanotecnologías para, en nombre del cuidado y la seguridad de su hija, vigilarla y no perderla de vista.

La ciencia se presenta, así, como un “Arcángel”, como aquella figura bíblica que todo lo ve, Con sus componentes léxicos “arc”, que puede traducirse como “jefe” o “líder” y “ángelos”, que significa mensajero, se presenta como el sustituto materno ideal que libera a esta mujer de su angustia al velar por el bienestar de su hija. Pero si en un principio este ángel guardián se presenta como simpático y divertido, introduciendo incluso un juego de presencia-ausencia, a la manera del fort- da freudiano, poco a poco advertimos que el implante no ha traído paz interior. El espejo en su opacidad no deja ver a Sara, ni le permite a ella ver su entorno. La realidad le ha sido velada y allí comienza el verdadero e inquietante sentido de este episodio.

Texto: María Elena Domínguez [1]

Interlocuciones

Ver el texto Arkangel: para ver a través de tus ojos por Lima, Natacha Salomé: http://www.eticaycine.org/Arkangel-para-ver-a-traves-de-tus-ojos
Ver Texto Arkangel: Por el bien de(l) (nuevo) Dios por López, Giselle Andrea: http://www.eticaycine.org/Arkangel-Por-el-bien-de-l-nuevo-Dios

HAIKU



NOTAS

[1Ver texto completo de María Elena Domínguez, La opacidad: Del otro lado del espejo ¿Una mirada? en: http://www.eticaycine.org/La-opacidad-Del-otro-lado-del-espejo-Una-mirada

EQUIPO DE TRABAJO
COORDINACIÓN:
GABRIEL BELUCCI
NICOLÁS HERRERA
CARLOS GUTIÉRREZ
INTEGRANTES:
ADELARDI, LUCIA
ARIAS, IGNACIO IMANOL
AROZA, MARIA CONSTANZA
BEDINO, SEBASTIAN
CáNEPA CASTRO, GABRIELA ANDREA
CONDE, DOLLY
CUSIMANO, MICAELA AILéN
D´ Agostino, Nora Elida
FERNANDEZ, ANDREA MONICA
FERNANDEZ, JACQUELINE NOELIA
FIGUEREDO CRISTIAN ARIEL
GALLELLO, IVANA BELEN
GONZALEZ MARIA FLORENCIA
GRIGERA, JOSEFINA
GUINZIO PUENTE , ELIANA
IGLESIAS, NATALIA ROMINA
JANTUS FURNARI, LUCIA MONSERRAT
LA ROSA, DIEGO ESTEBAN
LUNA, JOHANNA LILIA
MONTELEONE, ANTONELLA
MUÑOZ YANINA VERONICA
PALMA, AGUSTINA SOLEDAD
PERRI, MICAELA SOLEDAD
PETRIZZO, IANINA
PLANA, NATALIA ANDREA
RIOS SANCHEZ, NOELIA ITATI
RIZZUTO, LUCIA LAURA
ROL, JOSEFINA
SONNE, BRENDA ERIKA
SPADA, JOHANNA
TAMAI, JUAN PABLO
TETTAMANZI, NERINA ELIANA
VELARDEZ, ANTONELLA
VIVANCO, CAMILA MARíA
ZACARIAS, MAGALI RAMONA